Aumentar gasto público incrementaría el crecimiento económico: FMI

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Aumentar gasto público incrementaría el crecimiento económico: FMI

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, un aumento de la inversión pública equivalente al 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) podría fortalecer el crecimiento económico.

Además, el FMI estima que aumentar el gasto público repercutiría positivamente en la confianza en la recuperación, implicaría un incremento del crecimiento económico en 2.7 por ciento, la inversión privada en 10 por ciento y el empleo en 1.2 por ciento en dos años.

La recuperación por la crisis de coronavirus requerirá intensificar recursos en inversión pública, advirtió el Fondo Monetario Internacional:

Aumentar el gasto público en las economías avanzadas y de mercados emergentes podría ayudar a reactivar la actividad económica tras el derrumbamiento de la economía mundial más brusco y profundo de la historia contemporánea.

Además, el organismo internacional señala acerca de la recuperación de empleos:

La inversión pública es fundamental para la recuperación, ya que podría generar, de forma directa, entre 2 y 8 puestos de trabajo por cada millón de dólares gastado en infraestructuras tradicionales, y entre 5 y 14 empleos por cada millón gastado en investigación y desarrollo, electricidad verde y edificios eficientes.

No obstante, los proyectos de inversión pueden tardar en ejecutarse, ante lo cual subrayó que, para que la inversión cree empleos ahora —que es cuando más se necesitan—, los países deberían impulsar el mantenimiento de las infraestructuras, siempre que se considere seguro.

FMI llama a acelerar la inversión

El organismo subrayó que es oportuno acelerar la inversión, dado que antes de la pandemia, se acumuló más de un decenio con la inversión mundial en niveles muy bajos, pese al evidente deterioro de carreteras y puentes en algunas economías avanzadas y las ingentes necesidades de infraestructuras de transporte, agua potable, saneamiento, etc. en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo.

También es hora de empezar a reconsiderar y reanudar proyectos prometedores que se retrasaron por la crisis, de acelerar proyectos ya previstos para que se cristalicen en los próximos dos años y de concebir otros nuevos ajustados a las prioridades poscrisis, añadió.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas