Acusan a Kim Kardashian de estropear vestido de Marilyn Monroe

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 18 junio.- Según denuncia de un coleccionista de objetos de Marilyn, el museo privado propietario del vestido icónico que usó la Monroe permitió que fuera «dañado permanentemente» al prestárselo a Kim Kardashian para su aparición en la extravagante Gala del Met el mes pasado.

Una Kardashian rubia platino brilló, pero también suscitó polémicas, al enfundarse el impresionante vestido ajustado que Monroe lució en 1962 para cantar «Happy Birthday, Mr President» a John F Kennedy.

Scott Fortner, un coleccionista que dirige un sitio web dedicado enteramente a Marilyn Monroe, publicó esta semana las fotos del antes y el después del vestido crema adornado con cristales.

Las fotos del después fueron tomadas por un amigo de Fortner, que vio el vestido expuesto el domingo en el museo de curiosidades Ripley’s Believe It or Not! de Los Ángeles, propietario del vestido y quien permitió que Kardashian lo llevase.

Las fotos comparativas parecen mostrar pequeños desgarros en la tela cerca de los ganchos que sujetan el vestido, además de la falta de varios cristales y otros que están colgando de un hilo.

Los supuestos daños en el vestido, que Ripley’s compró en una subasta por la cifra récord de 4,8 millones de dólares, han suscitado numerosas críticas en las redes sociales en los últimos días.

Kardashian guarda silencio

En una actualización publicada en su cuenta de Instagram el miércoles, Fortner especificó que «echa la culpa a Ripley’s por permitir que se utilizase el vestido». «Creo que si se les ofreciese ponerse esta prenda, la mayoría de famosas declinarían la invitación», opinó.

«Hay una razón por la que alguien querría usarlo. Kim K. ha sido la que lo ha conseguido», insistió. «Ahora está dañado para siempre, y probablemente se hubiera estropeado independientemente de quien lo llevara», afirmó Fortner.

El miércoles por la tarde la AFP pregunto a Ripley’s por este asunto, pero rechazó hacer declaraciones. A principios de mayo, Ripley’s anunció con bombos y platillos que Kardashian iba a usar el vestido.

«Se tuvo mucho cuidado para preservar esta pieza de la historia. Colaboraron conservadores de prendas, tasadores, archiveros y aseguradoras, el estado de la prenda era la máxima prioridad», remarcó la empresa.

Kardashian, que supuestamente se sometió a una estricta dieta para poder meterse en la legendaria prenda, no respondió a las acusaciones en sus redes sociales.

Fuente: Fashion Network

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas