Usan semilla de moringa para eliminar E. Coli de agua de riego en Xochimilco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 18 agosto.- Para que los agricultores de Xochimilco puedan cosechar alimentos de mejor calidad, un grupo científico encabezado por Nury Gineth Infante González, egresada del doctorado en el Departamento de Biotecnología y Bioingeniería del Cinvestav, emprendió un estudio para emplear la semilla de moringa. El propósito es eliminar patógenos como Escherichia coli del agua de riego que se utiliza en el cultivo de las hortalizas.

“Empleamos el extracto natural de la semilla de moringa porque tienen la capacidad de inhibir microorganismos indicadores de la calidad del agua como coliformes fecales mediante un material vegetal como el corcho. La cual por sus propiedades de adsorción y porosidad se adapta a un sistema de biofiltros para limpiar y hacer circular el agua por ese complejo hidropónico con el propósito de mejorar su calidad”, explicó Infante González.

Los investigadores trabajaron con un sistema de biofiltros. Instalaron un tapete de corcho biofuncionalizado con el extracto de la semilla de moringa. La misma fue pasada previamente por un proceso de extracción de su aceite para que la proteína activa de la semilla pudiera ser adsorbida en el material poroso. Así mantiene su capacidad antimicrobiana y de clarificación.

Función antimicrobiana

El corcho tratado con los extractos de la semilla de moringa se dejó por un tiempo en reposo para motivar la liberación de las proteínas en ambiente acuoso. Ya en la superficie de la solución fue posible extraerlo para ser aplicado. De forma que, en un periodo de tiempo de 24 horas, empieza la activación de las proteínas. Eso, para iniciar su función antimicrobiana, con una consecuente mejora de la calidad del agua.

Al integrar el corcho con el extracto de semilla de moringa al biofiltro para actuar como un agente antimicrobiano, se monitoreó su efecto durante tres meses. Los resultados fueron la eliminación del 99.99 por ciento de E. coli. Por lo tanto, “es posible sugerir que durante ese tiempo su efecto antimicrobiano fue satisfactorio. Se logró limpiar un volumen de 20 litros de agua cada 20 minutos”, señaló la investigadora.

El extracto de la semilla de moringa presenta varias funciones al impregnarse al corcho. Actúa como un tipo de resina que ayuda a adherir a los microrganismos patógenos a una especie de membrana. Es decir, los pega y atrapa al material. Cuando ya están “pegados” los compuestos fitoquímicos del extracto empiezan a actuar por sus propiedades tensoactivas como las saponinas con un efecto antibacteriano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas