Así opera el Cártel inmobiliario en la CDMX

Facebook
Twitter
Pinterest

México 9 agosto._ De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia (FGJ), el Cártel inmobiliario de la Benito Juárez estableció un esquema de enriquecimiento en la CDMX basado en el intercambio de favores.

Esto se logró gracias a los cargos públicos de los implicados, quienes mantenían colusiones fuera de la Ley con constructoras y desarrollos inmobiliarios. Tan solo de 2017 a 2021, de manera posiblemente irregular, se autorizaron más de 1,000 manifestaciones para obras nuevas.

Otro indicio para la investigación de la Fiscalía fue que, en agosto de 2021, tras la explosión de un inmueble ubicado en la avenida Coyoacán, se detectó que el edificio recibió el dictamen de habitabilidad durante la gestión de Aridjis.

“Las indagatorias establecen que posee un par de departamentos en el lugar. Mismos que pudieron haberle sido entregados como contraprestación a cambio de las facilidades”.

También se sospecha que incurriría en un conflicto de interés al ser poseedor de diversas compañías del ramo de la construcción.

Aprehensión

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México (CDMX) aprehendió a Luis Vizcaíno por su supuesto vínculo con el denominado “Cártel inmobiliario de la Benito Juárez”.

Dicha organización es acusada de enriquecimiento ilícito a través de posibles extorsiones e intercambios de favores al margen de la ley.

El implicado fue director general de Jurídico y de Gobierno de la alcaldía Benito Juárez, en el periodo comprendido del 2009 al 2016. Es militante del Partido Acción Nacional (PAN).

Ulises Lara López, vocero de la FGJ de la CDMX, indicó que el exfuncionario fue ubicado en inmediaciones de la colonia Del Valle. Posteriormente, fue llevado al Reclusorio Preventivo Varonil Norte.

Extorsiones

Por otro lado, Vizcaíno es sospechoso por favorecer y obedecer a presiones de las empresas constructoras para realizar de forma violenta desalojos y sin diálogo de por medio.

También se le vincula con posibles extorsiones a empresarios. Como la ocurrida en 2015, año en que supuestamente obtuvo 90 mil pesos a cambio de permitir la realización de una carrera deportiva en la demarcación. Por lo cual fue investigado por la Comisión Anticorrupción del partido político en que milita.

Se tiene conocimiento de que ambos involucrados son copropietarios, entre otros inmuebles, de un edificio cuyo valor comercial superaría los 30 millones de pesos.

Según las indagaciones, Aridjis adquirió la propiedad en 2011 a un precio muy por debajo del mercado. Posteriormente, en 2014, vendió a Vizcaíno el 50% por un monto de 1.4 millones de pesos.

Con información de Inmobiliare

Noticias Relacionadas